Morsas o Tornillo de Banco

¿Qué son las Morsas o Tornillos de Banco?

Las morsas o tornillos de banco son una de esas cosas que nunca deben faltar en todo taller, ya sea de mecánico, de herrería, carpintería, plomería, cerrajería y hasta relojería y afines. Es sin duda alguna, la herramienta de sujeción por excelencia. Además de brindar una correcta sujeción de las piezas de trabajo al momento de cortar, perforar o limar, garantiza una operación precisa y de alta calidad, cómoda y segura para el usuario.

Consejos para el uso y mantenimiento de las morsas

Las morsas son herramientas sencillas que no requieren de grandes requisitos para su mantenimiento. En todo momento deben mantenerse limpias y engrasadas. Se deben limpiar las guías por donde se desplaza la boca móvil, la tuerca y el eje diariamente para evitar que se acumule cualquier tipo de material o polvo. Luego de cada uso, se debe limpiar con una franela y aplicar una fina capa de aceite. Se debe tener cuidado al aceitarla, ya que se debe evitar que el aceite penetre la base giratoria, ya que disminuye la fuerza de sujeción de la herramienta.

Tornillo de Banco

Lo más importante al momento de usar las morsas, es adoptar una postura apropiada para el operario. La morsa debe estar a una altura adecuada. Para que se pueda realizar el trabajo de forma apropiada, el operario debe ser capaz de tocar con el codo la parte superior de las mordazas de la morsa, de lo contrario, se debe disponer de una tarima en el piso para que el operario pueda estar a la altura adecuada.

También se debe tomar en cuenta la altura en la que se sujeta la pieza a la mordaza, esto es a aproximadamente 1 cm de ella. Cuando no se usan las morsas, es recomendable proteger las mordazas desplazandolas hasta que se toquen ligeramente y la manivela debe quedar en posición vertical. Se debe evitar a toda costa sujertar piezas mucho mas grandes que el tamaño de la morsa.

Cómo utilizar una carretilla de forma correcta

Utilizar de forma correcta una carretilla va más allá de simplemente colocar todo adentro de ella y movilizar las cosas de un lado a otro. Muchos profesionales han terminado dejando caer todo al suelo por errores al usar la carretilla y, si quieres evitar que esto te pase a ti, entonces con esta pequeña guía podrás aprender ciertos detalles que a veces se olvidan a la hora de usar correctamente una carretilla.

Coloca las cosas resistentes abajo

No se trata de colocar todo adentro de la carretilla sin ningún tipo de orden, sino de aprovechar el espacio al máximo para que quepan más cosas y, sobre todo, hacer una organización correcta para que las cosas lleguen seguras a su destino.

Los objetos más resistentes, especialmente si son de superficie plana, deben ir abajo para servir como base para cualquier otro producto que deba llevarse en la carretilla.

Coloca las cosas más frágiles arriba de la carretilla

Si debes transportar cosas un poco frágiles, como láminas de vidrio por ejemplo, estas deben siempre ir encima de los objetos más robustos y resistentes. Añadir las cosas sin organización puede llevarte a dañar alguna parte de la carga que transportas.

Además de eso, intenta no dejar espacios libres y organizar las cosas bien para que puedas llevar la mayor cantidad de cosas en un solo viaje.

Asegura las cosas

Si llevas muchas cosas, es recomendable que las asegures para evitar que se caigan. Esto es más que todo recomendable si se llevarán las cosas por un camino inclinado, con curvas, o por las escaleras.

Es especialmente necesario cuando utilizas una carretilla alta, de las usadas en almacén, pues estas sólo ofrecen una pequeña superficie de base donde tendrás que hacer una torre de objetos si quieres llevar varias cosas.

No excedas el peso de la carretilla

Todas las carretillas vienen con un peso de carga máxima segura que no debes exceder nunca. Si lo haces, podrías comprometer su resistencia y rendimiento. Además de ser propenso a accidentes debido a no soportar el peso o a que se caiga la carga.

Recuerda que, dependiendo de la superficie por la cual deba pasar la carretilla, la carga máxima segura puede disminuir. Por ejemplo, en superficies planas, una carretilla podría llevar fácilmente 300 kilogramos pero, al subir las escaleras, esta carga, por seguridad, debe ser disminuida a los 100 kg, no solo por la integridad de la carretilla, sino también por la tuya.

 

Administra bien el peso

No fuerces a solo un brazo a hacerse cargo si puedes usar dos; administrar bien el peso, tener un buen agarre y una postura adecuada puede hacer la tarea de usar la carretilla más fácil, cómoda y ergonómica.

 

Utiliza los frenos de la carretilla

Si tu carretilla tiene frenos en las ruedas, utilízalos cuando coloques el producto en un lugar que no sea completamente plano. Esto evitará que, por accidente, tu carretilla se caiga o se mueva, lo cual puede dañar lo que tiene en ella.

Descansa

Si sientes que no puedes más, descansa un momento para recuperar fuerzas. Si te sobrecargas de trabajo, es posible presentar desgaste muscular o causar accidentes, como caídas.

Metal Desplegado

¿Qué es el metal desplegado y para qué se utiliza?

El metal desplegado es el material más utilizado para realizar cerramientos y rejas metálicas, pero también es muy común en la elaboración de pasarelas, plataformas de trabajo, racks, escaleras, piso de máquinas y un sin fin de aplicaciones en la industria.

Una de sus características más relevantes es su capacidad para soportar grandes cargas con mínima deflexión, y a su vez su cualidad de ser autolimpiante por su área abierta.

El metal desplegado proviene del corte y estiramiento de una hoja de metal con el que se produce un patrón romboidal regular (aunque también se puede encontrar redondas, hexagonales o cuadradas) que conforma una sola pieza sin uniones, ni soldaduras, lo que la convierte en una pieza de calidad y resistente al paso del tiempo.

Tipos de materiales con los que se realiza

Se puede realizar con diferentes tipos de metales como:

  • Acero al carbono
  • Acero galvanizado
  • Aluminio
  • Acero inoxidable
  • Bronce
  • Cobre

El metal desplegado puede presentar dos tipos de acabado: El laminado, que es totalmente plano y sin deformaciones de ningún tipo; y  el aplanado que puede presentar deformaciones  y se caracteriza por su forma tridimensional.

Metal Desplegado

Identificación del metal desplegado

Para identificar correctamente al metal desplegado, se debe identificar primeramente la forma de su malla, es decir, si es Romboidal o Hexagonal, para luego entonces poder definir sus características.

  1. Diagonal mayor (DM): se determina por la distancia que existe entre los dos nodos de las uniones de sus filamentos. Se define en medida de décimas de milímetro.
  2. Espesor: el espesor se mide sobre el filamento y está dado por el grosor de la chapa original. También se mide por décimas de milímetro.
  3. Nervio: Está determinado por el avance, y se expresa en décimas de milímetro

Propiedades y ventajas

El metal desplegado cuenta con excelentes propiedades de uso y resistencia:

Es transparente visualmente, lo que permite el paso de la luz cuando se usa en rejas y cerramientos.

Es resistente, ya que soporta mayor capacidad de carga con menor peso por metro cuadrado, lo que lo convierte en una barrera sólida de protección, al tener una estructura prácticametne inalterable.

Es económico, el metal desplegado  es un material completamente adsequible y no produce desechos en el proceso de su elaboración.

Es estético, sus diferentes formas, transparencias y acabados le brindan un aspecto ideal para proyectos de cerramiento con rejas, logrando aspectos maravillosos en el ámbito donde se use.

Es reciclable, totalmente amigable con el medio ambiente, ya que es totalmente reciclable y no contaminante.

Es liviano, el metal desplegado no acumula líquidos lo que lo hace también ideal como piso para plataformas industriales, pisos de máquinas, puentes peatonales, protecciones de seguridad entre una multitud de usos.

Rejas Metálicas

3 Preguntas esenciales antes de realizar un cerramiento con rejas metálicas en tu vivienda

El cerramiento con rejas metálicas o de hierro, es una de las opciones más comunes para delimitar o brindar protección y seguridad a las viviendas o propiedades en general. Cada vez son más las personas que realizan un cerramiento con rejas, por eso, es este artículo te brindamos varios consejos para tomar en cuenta al momento de realizarlo.

Las reja metálicas son esenciales en cualquier tipo de propiedad para protegerla de posibles intrusos, ya que funcionan perfectamente como defensa del lugar. Pero no sólo debe cumplir su función como elemento de seguridad, sino que también debe aportar un valor estético a la propiedad.

Al momento de elegir por cualquier tipo de cerramiento, incluso las rejas metálicas, es importante tener en cuenta la respuesta a tres preguntas básicas que ayudarán mucho a tomar la elección correcta:

¿Para qué se necesita un cerramiento con reja metálica?

Un aspecto importante a tomar en cuenta es la necesidad principal de las rejas metálicas, si se necesita para delimitar la propiedad o para brindar seguridad antes posibles intrusos, sólo para privacidad, etc.  Algunos cercos vienen con motivos ornamentales, pero no todos cumplen su función de seguridad, por lo que es necesario saber de antemano si lo estético es primordial o lo es la seguridad. Por suerte, hoy en día existen rejas metálicas que no sólo aportan seguridad, sino que ofrecen un valor estético que añade un toque de distinción y elegancia a la propiedad.

¿Con qué presupuesto se cuenta?

En el mercado existen diversos tipos de cercos  y rejas metálicas de diferentes precios que van de acuerdo al tipo y calidad del material. Pero también es importante tomar en cuenta las medidas, el diseño y la cantidad de material que se tendrá que usar para armarlo, porque todo esto influye considerablemente en el precio final. Además, también hay que sumar los costos de instalación que dependen de la dificultad y la mano de obra del profesional.

En serviprod contamos con diferentes tipos de materiales para realizar un cerramiento por rejas metálicas:

  • Hierro Cuadrados
  • Hierro Redondo
  • Puntas de Protección
  • Tubos Estructurales Cuadrados
  • Accesorios de Herrería
  • Pintura Antioxidante
  • Cerraduras y Visagras
  • Soldadora, Pinzas para soldar, Electrodos, amoladora, etc.

Reja de hierro

El cerramiento realizado con reja metálica, a diferencia de uno hecho con madera, tiene una duración mucho mayor y a su vez es más económico. Pero lo que realmente interfiere en la decisión final, es la siguiente pregunta:

¿Qué tipo de mantenimiento se le debe realizar a las rejas metálicas?

Aunque parece una pregunta fácil de responder, es importante saber de antemano el mantenimiento que se realizará al cerco para conservarlo en óptimas condiciones. La respuesta más común es “el menor mantenimiento posible”, por eso, se debe tomar en cuenta, el material definitivo con el que se realice. Un vallado de madera conlleva a un matenimiento mucho más riguroso y constante a lo largo del tiempo para evitar que los factores naturales dañen el material, mientras que el de una reja metálica hecho de hierro, requiere de un mantenimiento mucho menor y más distanciado en el tiempo. Por esta razón es que la mayoría de las personas la prefiere en sus cercos.

Estas tres preguntas pueden ayudar a determinar el tipo de cerramiento para tu vivienda. Lo importante a tomar en cuenta, es que el cerco debe cumplir su función de seguridad y delimitación, pero a su vez aportar valor estético, que no sólo mejora el aspecto exterior de la propiedad, sino que incrementa su valor en el mercado.

El Alambrón: Características y usos

El alambrón es un material de construcción de alta resistencia que se obtiene mediante un proceso de laminación caliente del acero con apoyo en un tren controlado y diseñado específicamente para este proceso, que logra propiedades mecánicas específicas y uniformes que garantizan su calidad. Su superficie es lisa, resiste la corrosión, es maleable y su acabado es brillante.

¿Cuáles son los tipos de alambrón que existen?

En el mercado se encuentran diversos tipos que varían de acuerdo a las necesidades de la industria, pero podemos organizarlos en cuatro principales:

  • De Acero
  • De cobre
  • De aluminio
  • De Latón

Tanto el alambrón de cobre como el de aluminio y latón son usados para sistemas de conducción eléctrica mientras que el de acero se usan principalmente en el rubro de la construcción.

Alambrón - Serviprod SRL

¿Dónde puede ser utilizado el alambrón?

Los estribos, que son uno de los elementos más utilizados en el rubro de la construcción, son elaborados con alambrón, pero además, también se usa para la fabricación de mallas, alambre crudo y recocido, barras trefiladas, clavos, armaduras, resortes, alambre galvanizado, alambre de púas, anillos y otros elementos en maquinaria agrícola, automotrices, bulonería, electrodomésticos, entre tantos otros.

Estribos en Obra - Serviprod SRL

¿Cuáles son los tipos de calibre?

Existen diferentes tipos de calibre para su uso en la industria. Generalmente lo podemos encontrar como Alambrón Medio, Alto y de Bajo Tenor de Carbono. También se puede encontrar en diferentes diámetros que oscilan entre 5 y 30mm, pero el más común es el de 6.35 mm ( ¼”).

Una vez producido, se presenta enrrolado en forma de bobinas de 100 mts para mejor transporte y almacenamiento.

¿Cuáles son las diferencias entre el Alambrón y el Alambre?

Son productos distintos aunque suele confundirse por su presentación en bobinas. Se fabrican de forma distinta y sus caracteristicas, así como su uso, difiere completamente en cada uno. Al tener un espesor mucho mas delgado que el alambrón, el alambre es mucho mas maleable y fácil de transportar. El alambrón es mayormente usado para estructuras de mayor resistencia y soporta cargas de mayor energía.

Podés solicitar un presupuesto ahora mismo comunicandote con nosotros haciendo clic aquí o a través de nuestro WhatsApp: +54 911 6401.7010.